Yemaya y Oshun. Dueñas de las Dos Aguas

Dueñas de las Dos Aguas

Yemayá sentía un inmenso amor por su hermana Oshún, según nos muestra una leyenda en que Oshún, la bella entre las bellas, era una reina muy rica que presumida de su hermoso rostro, de sus joyas, de sus ricos vestidos y de su sedosa y larga cabellera. Pasaba largas horas mirándose al espejo o viendo reflejado su rostro en las claras aguas del río que lleva su nombre, mientras se peinaba y volvía a peinar los largos cabellos que eran su orgullo.Su reino fue eje de sangrientas guerras de conquistas; a Oshún no le quedó más remedio que huir y abandonarlo todo. A partir de ese momento, grande fue su pobreza y mayor aún los trabajos que pasó. De sus magníficos bestidos sólo le quedó uno que de tanto lavarlo y volverlo a lavar en las aguas amarillas del río, tomó ese color; tuvo que vender sus joyas para poder comer; y para colmo, del sufrimiento se le cayó el pelo. Oshún, la bella entre las bellas, se vio de golpe sola, pobre, esclava y en la peor miseria.Pero Oshún no estaba sola. Como todos los ríos desembocan en el mar y en su fondo vive la hermana mayor de Oshún, Yemayá, la dueña de todas las riquezas del mundo y la persona que más amaba a Oshún sobre la tierra, hasta ella llegaron las lágrimas y quejas de su hermana, arrastradas por el río. Rauda partió Yemayá a tratar de remediar la situación y cuál no sería su sorpresa al encontrar a su querida hermana destruida material y espiritualmente.“No llores más, Oshún. Tus lágrimas se me clavan en el corazón. Reina fuiste y reina volverás a ser por la gracia de Olofi.De hoy en lo adelante, te pertenecerá todo el oro que se encuentra en las entrañas de la tierra; todos los corales que hay en el fondo del mar serán tuyos para que te adornes con ellos; no volverás a trabajar como las esclavas sino que te sentarás en un trono dorado y te echarás fresco, como corresponde a las reinas, con un abanico de pavo real, animal que es mío, pero que pasará a ser tuyo desde el día de hoy.Y para que no te atormentes más, mira: ves mi cabellera? Recuerdas que ella era mi orgullo, lo mismo que la tuya era para ti? Aquí la tienes. Hazte una peluca con ella para que nadie te vea en ese estado y puedas esperar dignamente hasta que el pelo te crezca”.Así le dijo Yemayá a su querida hermana Oshún, mientras, que con lágrimas en los ojos, se cortaba, en sacrificio, su frondosa cabellera. Desde ese día Oshún defiende siempre a las hijas de Yemayá y Yemayá a las de Oshún. Esa es la causa por la cual ni las hijas de Yemayá, ni las de Oshún deben cortarse mucho el pelo, y son extremadamentes protegidas por ambas aguas.. Las hijas de las dos aguas.. son las más poderosas sobre su linea de osha.. Oshun la original y propia apetevi de orula, la reina y bella entre bellas, valiosa, temeraria, de ojos profundos, de sentimientos huracanados, de cuando llora… dolor puro.. Yemaya.. protectora de Oshun.. clara como el agua y oscura como un maremoto..

¿Te imaginas como seria una hija de dos aguas…?

Deja tu comentario abajo…

yemaya

Yemaya

Este Orisha es femenino aunque trabaja como hombre, es la divinidad de las aguas saladas.
Es natural de Abeokutá, pero sus adoradores principales son el pueblo de EGBADO, laReina de los Egbados es Okoto, que también se le conoce por el nombre de OESA.
Yemayá es una vieja como Obatalá y tan poderosa, que se dice que es la más poderosa, pero por su carácter arrebatado perdió la hegemonía del mundo y se le dió el dominio de la superficie de los mares, que al moverse de derecha a izquierda, representa el movimiento de las olas del mar, que le da el carácter de su personalidad.
Su nombre significa Iyá Mo Eyá, que quiere decir “La Madre de los Peces”. Los hijos de Yemayá no deben comer berro ni quimbombó ,ya que estas son las ewe más poderosas de Yemayá.
Se viste de varios colores y formas,pero los principales colores son el blanco y el azul en todas sus tonalidades,el verde en todos sus tonos y el rosado.
Le gustan mucho las rosas blancas.
Cuando sus hijos tienen la salud quebrada, deben llevarle una canasta de dichas rosas a la orilla del mar y allí llamar a Yemayá, y pedirle por su salud echándole las rosas poco a poco en el mar. Yemayá nació con la luna.
NACIMIENTO DEL ADIMU

Dice Osa Oshé, que Yemayá viendo que su Creación estaba siendo destruida por el diluvio, fue al pie de Mefa, y le pidió que le interpretara palabra sabia de Olofi en lo referente a lo que estaba sucediendo, y le pidiera la manera de solucionar tan terrible problema.
Así lo hizo Mefa, y lanzó este Odu, Osa Oshe (9-5) en la Ate.
Luego de explicarle clara y sabiamente la palabra de Olofi, Mefa le agregó:
“Para terminar con esto y salvar del diluvio lo creado, deberás sacrificar al cielo, aquello que más ames”.
Yemayá tenía dos hijos, Adi y Emu. Ella sin pensarlo dos veces los sacrificó, cesando de inmediato la lluvia y salvando la Creación.
Así nació el Adimú, ofrenda o sacrificio que se le presenta a las Deidades, con la finalidad de obtener el bien prometido o de fijar el mismo en caso de ya tenerlo, bien sea que este haya venido Yale (completo) o Cotoyale (Incompleto).
Los Adimuses pueden ser Ala Adimú, si son colocados sobre la Deidad, o Adimú cuando son colocados al pie del Orisha que lo haya solicitado.

 

 

oshun

Oshun

Este Orisha es femenino y representa la lucha de la vida, es la dueña del río es la Diosa del Amor, nació de una concha muy bonita a la orilla del Río y del Mar.
Es la capataz de los egguns, viste de color blanco y amarillo ,es hija de Naná Burukú y Olofin.
Oshún tuvo hijos con Odduduwa, Orúnmila e Inle.
Con Odduduwa tuvo a OLOSBE(una niña), con Orúnmila tuvo a PAROYE(una niña) y con Inle tuvo a LOGUN EDE(un andrógino).
Oshún es la que cuida el Ojubo de Odduduwa y Yewá, por eso aunque nace en Oshé Turá, que es su oddun isalayé, alcanza su poder sobre eggun en Irete Yero, que es el oddun del Ojubo.
Oshún al principio de la tierra, era la cocinera de los Orishas, quienes no la consideraban y ella los trastornaba a todos con sus polvos hasta que hubo que considerarla.
Es el único Orisha que siendo menor puede suplir a todos, incluso a Obatalá. Según leyendas Yorubas, Oshún cambió su pelo largo a Yemayá por telas de colores bellos y con el pelo que le quedó, se hizo hermosos peinados, naciendo con eso la ciencia de los cosméticos y los tocadores de pelo. Oshún vivió con Ayagguna, pero tuvo que dejarlo debido a la igbín (caracol) que este comía, para ella es tabú.
También vivió con Osain, Shangó, Shakuana, Orúnmila, Aggayú, Orishaoko, Odduduwa e Inle.
El hombre que la satisface es Inle y el que le conviene es Orúnmila, pues se corona, Oshún es la única que puede ir a Oro.
Ella es muy famosa por su participación en la creación del feto en el útero de la mujer, ella preside el embrión junto a Yemayá y Obatalá que es el escultor que le da forma humana a dicho feto y le da el ashé de la palabra para que eledá de Olofin baje.

 

Anuncios