Jugos que puedes hacer sin tanta tecnología

Se te daño la licuadora? ¿Tienes ganas de hacerte un jugo, pero no sabes cómo? Si tienes alguna de estas frutas, no te hará falta tanta tecnología

Aprovechar la pulpa de las frutas junto a todos sus nutrientes y sabor no es cuestión de contar con un gran equipo a nuestra disposición en la cocina. A continuación, te contamos cómo preparar tres deliciosos jugos cítricos sin recurrir al uso de la licuadora, para esos momentos de apuros:

Parchita. Una forma súper sencilla de preparar jugo de parchita es sumergir su pulpa con las semillas en una buena cantidad de agua. Puedes dejarla reposar por una hora para sacarle el máximo provecho. Revuelve bien y añade algo de azúcar, ya que de lo contrario puede ser muy ácida.

Naranja. Dejando a un lado el exprimidor, el jugo de naranja todavía es posible. Corta las naranjas por la mitad y con la ayuda de un tenedor y tus manos presiona sus centros hasta hacer que salga todo el jugo. Este es un proceso que puede durar un poco, pero el consumo de vitamina C lo vale.

Piña. En este caso, no usarás la fruta en sí sino su concha. Colócala en una olla con agua y deja reposando por un día o dos. En cuanto más tiempo dure más se fermentará y tendrá un sabor parecido al de la cerveza. El agua resultante la pondrás a fuego lento hasta que hierva. Refrigera y ¡listo!

Básicamente, estas alternativas te serán muy útiles a la hora de preparar aguas saborizadas. Sin embargo, sus beneficios y los nutrientes que aportan a nuestro cuerpo son los mismos que disfrutaríamos al comer la fruta o hacer un zumo con la ayuda de la licuadora o el exprimidor.

Anuncios